“Guasipati ni Venezuela merecen unas navidades como estas”

30122016Darío Graffe

Darío Graffe, dirigente universitario

*Dice que el 2016 ha sido “un año lleno de luchas contra este gobierno que le ha quitado la paz y el plato de comida al venezolano”
*Es determinante cuando afirma que quiere para Bolívar “un gobernador diferente, que la quiera y que reconstruya a Guayana y para mi ése es Andrés Velásquez*.

Cristóbal Pierluissi H.
Especial para El Progreso
Darío Graffe, joven habitante del municipio Roscio, estudiante de último semestre de Ingeniería Geológica en la UDO-Bolívar y dirigente estudiantil en esa casa de estudios, fue enfático al afirmar que “esta es la primera navidad sin la hallaca ni el pan de jamón para el venezolano”. Que Guasipati ni Venezuela se merecen unas navidades como estas”.
“Todo lo que hoy vivimos, es producto de una incapacidad política del gobierno, trayendo graves consecuencias en materia económica, impidiéndole al venezolano que no pueda disfrutar junto a sus familiares la típica hallaca de nuestro país, como consecuencia de la crisis que hoy atravesamos, quedándonos sin degustar de este plano tradicional”, agregó.
Abandono
-Guasipati –aseguró Graffe - sufre las consecuencias del abandono oficial y los graves errores económicos sobre Venezuela, un desgobierno. Nuestro hermoso pueblo, como lo solía ser, hoy está en abandono, con sus calles oscuras, sectores sin de agua, la inseguridad haciendo de las suyas y un mal servicio eléctrico que ha convertido a esta capital del municipio Roscio en una boca de lobos; la salud que es importante para nuestro municipio, hoy está en terapia intensiva.
Con Dios y con el pueblo
“Viene un año muy difícil para nuestro pueblo y para Venezuela, pero siempre puesta la fe en Dios, en sus propias capacidades de lucha y que juntos saldremos de esta situación”, consignó el bachiller Graffe.
En cuanto a su condición de estudiante y persona que lucha en el ámbito universitario y político, Darío Graffe respondió diciendo que “no es fácil, primero tengo un compromiso moral con mi país y con mis padres en ser un ingeniero, y lo segundo; es que hoy esta generación a la que pertenezco no puede quedarse de brazos cruzados cuando nos arrebatan nuestro futuro, por eso Darío Graffe está y seguirá en la calle luchando por Venezuela y por su hermoso pueblo de Guasipati”.
2017, año de luchas y del cambio
-¿Cómo evalúas este 2016?
-Lleno de luchas, contra este gobierno que le ha quitado la paz y el plato de comida al venezolano. Este año cerró mal para muchas familias de Guayana, la inflación visitó este año las nubes y junto con la escasez haciéndoles difícil e inalcanzable el plato de comida, medicinas y otros bienes esenciales; el bolívar, nuestro signo monetario, no es fuerte sino el más débil de Latinoamérica, los bolsillos del venezolano se convirtieron en sal y agua, la inseguridad desbordada en Venezuela. El gobierno trató de quitarnos nuestra única herramienta, la cual es el voto, poniendo en desacato la Asamblea Nacional y los millones de venezolanos que el 6 de diciembre le dijimos a Maduro ya basta... Una oposición con muchas fallas y debilidades, somos humanos, pero confío y creo que estos errores que cometimos no volverán a suceder. Venezuela, Guayana y Guasipati reclaman un cambio y este año que viene juntos lo vamos a lograr. Porque, no tengo dudas, el 2017 será un año Dr luchas por el cambio que anhelamos la gran mayoría de lis venezolanos, incluido el también maltratado pueblo chavista al que le tendemos la mano y abrimos nuestros brazos “.
Un gobernador que quiera a Guayana
-¿En el ámbito regional qué esperas del nuevo año que está por comenzar?
-Obviamente, tener salud para seguir luchando por Guasipati, que Venezuela y el municipio Roscio salgan de esta pesadilla. En cuanto a lo político, aspiro que nuestro estado Bolívar tenga un gobernador diferente, que la quiera y reconstruya a nuestra querida Guayana.
Para mí, ese es Andrés Velásquez.
-¿Y en cuanto a Darío Graffe, piensa postularse para algún cargo de elección popular?
-Soy candidato a seguir luchando por la libertad de mi país. Eso es lo primero que debemos ganar antes de pensar en otras aspiraciones personales.
Le pedimos al joven político y luchador universitario, unas palabras de fin de año para sus coterráneos.
“Antes que todo desearle a mi pueblo de Guasipati y de Roscio, desde lo más profundo de mi corazón, a pesar del mal momento que hoy atravesamos, unas felices navidades y un próspero año nuevo lleno de salud, armonía, paz, reconciliación y de mucha fuerza para seguir luchando por ustedes, por todos nosotros lis roscianos y guayaneses”.

HUMOR GRÁFICO

Top