En esta navidad a vivir con emoción el presente y a abrirnos con confianza al futuro”

Hermanos. Una cosa bastante clara en la vida, Todos necesitamos que nos quieran. Muchos de los problemas que tenemos son porque no se sienten queridos de verdad por los demás. Tenemos que preguntarnos con frecuencia si damos y si somos capaces de recibir cariño. Que al celebrar esta Navidad nuestra vida esté repleta de sentido de profundidad, de coherencia entre lo que se piensa se dice y se actúa. Cada uno de los venezolanos sin distinción, piense lo que piense y viva donde viva Los venezolanos necesitamos vivir liberados de todo temor para poder servir a sus hijos e hijas en un clima de santidad y de justicia. Vivir en la Verdad, en la Bondad y en la Belleza, Es vivir como Dios quiere. Amor entre los esposos e hijos; el amor a la caridad con los pobres y los mas necesitados, con los ancianos y los olvidados, y a esto se opone todo lo que es mentira, todo lo que es hacer el mal, todo lo que es afear la vida propia y hacer insoportable la vida de los demás, reflejo de esta crisis que vive nuestros país. . Vivir en la justicia significa convivir en una sociedad en la que exista un clima de sosiego, de confianza, de solidaridad y de libertad, en el que sea posible respirar, levantar la cabeza, alzar la vista y tomar las riendas de nuestra propia vida y el futuro de la nación, de la que formamos parte y de la que somos depositarios de su soberanía y garantes de su destino. Nadie puede tomar en sus manos las riendas de nuestra vida, como nadie puede tomar las riendas de la nación excluyendo a los demás. Por tanto Perdonar es olvidar, es reencontrarse, el perdón se basa en el amor sincero, ya que el amor “no lleva cuenta del daño”. Para crecer en la vida hay que practicar la caridad, vivir la humildad. Para madurar en la vida hay que darle sentido a nuestras obras en que se traduzcan en amor, en servicio y reconciliación, Madurar es crecer como persona. En esta navidad, Tratemos de sincerar nuestra vida, no hagamos de nuestra personalidad una mentira por el solo que los demás te vean o crean que eres más importante que ellos, es posible que engañes por un tiempo pero nunca podrás engañar para siempre. Tenemos todo para ser un gran pueblo. No permitamos que el desinterés se imponga. Salgamos de la madriguera del miedo en la que vivimos encerrados, salgámonos de la oscuridad y ceguedad dejémonos iluminar y recordemos las palabras de Jesucristo: “No teman”. No podemos permitir que VENEZUELA sea un país postrado por el miedo. Que Dios los bendiga Ing. Fandi Nasr

HUMOR GRÁFICO

Top