Entre la paz y la guerra (II) Por: Tcnel. Héctor Herrera Jiménez Twitter: @hherrerajimenez Instagram: @hectorherrerajimenez

Decíamos que el conocimiento de la historia de las revoluciones y su influjo tensan nuestro espíritu y nos comprometen a continuar con la lucha revolucionaria.
Al final del escrito de la primera parte concluíamos que el origen del imperialismo del norte llamado complejo militar industrial, fue producto de un vicio que se alimentó y nutrió con la invasión de los millones de kilómetros cuadrados de los territorios de México, valiéndose de la guerra para su apropiación. Utilizando argumentaciones defensivas falsas apartándose del constitucionalismo que hizo a esa Nación para constituir y construir un capitalismo imperialista, una democracia liberal imperialista.
La invasión hasta más allá de la ciudad de México y la voluntad de un ciudadano que teniendo el poder para trazar los límites de lo que debía quedar de México, no lo hizo, es por lo que hoy el estado mexicano llega hasta el río grande.
Esta guerra le garantizó al imperialismo del norte solucionar el pago a sus soldados invasores con suelo mexicano para continuar nuevas incursiones. Tenía razón Simón Bolívar, cuando adelantó lo que sería el norte para las generaciones futuras.
1898, el incidente del MAINE, nave de guerra atracada en el puerto de La Habana. Dicen los historiadores que la explosión fue producto de un “descuido” en las calderas, pues los menos interesados eran los españoles. En todo caso estaba decidida la declaración de guerra contra el imperialismo insepulto de España, y la explosión fue la chispa de la misma. La batalla naval culmino rápido, eran acorazados contra catamaranes de madera.
En el tratado de Paris se otorgó una compensación a satisfacción de las oligarquías de la corte española y se hizo el traspaso de las “propiedades” en el caribe de las islas de Cuba y Puerto Rico y en el pacífico de la isla de Guam y frente a China del archipiélago de las Filipinas.
Este acontecimiento tenía el objetivo estratégico de interrumpir un proceso de liberación de un pueblo contra la esclavocracia con una guerra total, en la práctica de tierra arrasada y cañaverales quemados y de otro proteger la relación de los propietarios de los ingenios azucareros y retener la isla de Cuba secuestrada como provincia insumisa de emperador romano.
10 años bajo esta administración imperial y el resto adecuada al gobierno de venales autócratas de la esclavocracia azucarera, sostenedora de un sistema de explotación que nunca cambio en sus mentalidades aun teniendo conocimiento de legislaciones y tecnologías que mejorarán la calidad de vida y desempeño de los ingenios.
Desde el siglo XVIII, por ejemplo cuando la armada inglesa enfrentada a España intervino en el puerto de La Habana por espacio de un año, los ingleses para la época como pioneros de este sistema, desde adentro de su imperio sufrieron cambios capitalistas y tecnológicos que lo llevaron a rechazar la esclavitud como su fuente de productividad, pues bien en Cuba intentaron introducir tales cambios para que no continuara el tráfico de seres humanos y transformarán su modo de explotación y de producción en los ingenios, aun así la experiencia aportada de poco sirvió, solo cuando la esclavocracia de Cuba fue interceptada en el atlántico transportando seres humanos para sus ingenios azucareros y su capitán condenado a muerte; fue cuando se dieron cuenta de que ya no era económico sostener este sistema, pero su mentalidad nunca cambió, ciento de millonarios en cientos de millones de dólares para la época se abrigaban en los centros financiero de Nueva York alimentando un imperio con un monocultivo, cual país dependiente bananero.
La contemporaneidad de fechas, la mayoría de las veces se proyectan en el tiempo como una coincidencia, como una casualidad pero son causalidades. En 1905 Albert Einstein proyectaba la fórmula de la bomba atómica, el imperio del norte creció en codicia y en vicio, se apropió de tierras y pueblos, pero 70 años después tuvo que revisar su sistema cuando fue derrotado en Vietnam; 70 años después y hasta ahora va quedando al descubierto toda su manipulación como ha ocurrido en Libia e Irak. Y porque queda demostrado que es una democracia liberal imperialista enfrentada a una República Socialista de Cuba, Cuba es libre. La revolución rusa entre 1905-1917 fue el contrapeso que obligó a producir cambios sociales en la Europa Imperial y en la balanza de la historia. Miranda y Bolívar nos enseñaron a ubicarnos. Fidel Castro se ubicó en el camino donde con un pueblo, atravesó el desierto. Hugo Rafael Chávez Frías hizo lo propio como testigo y conocedor de estas historias. Hoy asumimos su ejemplo a seguir de la mano del Presidente Nicolás Maduro y Francisco Rangel Gómez en Guayana. ¡Chávez vive, la Patria sigue!.

* Delegado del PSUV

HUMOR GRÁFICO

Top