Escuela de servidores públicos Por: Tcnel. Héctor Herrera Jiménez

Twitter:
@hherrerajimenez
Instagram:
@hector
herrerajimenez
Al presidente Hugo Chávez, al presidente Nicolás Maduro y al gobernador Francisco Rangel Gómez, he tenido la inmensa satisfacción de conocerlos. Como político y como servidor público he estado presto sin límite de tiempo a cumplir con disciplina y vocación patriótica sus mandatos. Puedo decir con orgullo que representan la mejor experiencia que puede vivir un ciudadano que quiere servir a la Patria.
Compartí los días aciagos del 11 de abril y del paro petrolero, mejor dicho la violencia continuada contra el Estado y la manipulación de una parte del pueblo contra el pueblo, en busca de una guerra civil. Fueron dos grandes sacudones que intentaron de hecho suplantar las instituciones del Estado, luego hoy no pueden argumentar los que continuaron las guarimbas.
Que el Estado arremete contra “inocentes” manifestaciones. Sabemos que se embarcan en guerras equivocadas contra todos los venezolanos, porque confunden a sus propios partidarios y los engañan porque carecen de una positiva política estratégica y su fraccionalismo, los delata. En cada parcela hay uno que dice: “Yo Soy el Estado”.
Con una oposición así hay que tener no solo paciencia y comprensión ante tanta desesperación por desplazarse unos a otros, sino que por esta actuación han cometido los peores desmanes. El paro petrolero raíz de los bachaqueros, recordemos el odio en las calles y los desaforados partidarios de la guerra petrolera contra los venezolanos, como éstos desvergonzadamente llenaban los tanques de sus carros y algo más para revender la gasolina.
Esta derecha contraria a la Constitución y a las instituciones, no se cansa, es su oficio. Como los funcionarios petroleros que abandonaron sus puestos indefinidamente, qué eran? No eran servidores públicos, se creían un estado dentro del estado, tratar esta anormalidad ha requerido de una política para hacerle frente, con hombres y mujeres de Estado, con estadistas para recuperar de una guerra continuada, una economía y sin odios y sin mirar atrás seguir haciendo obras, pensando en el bienestar de los adultos mayores, su salud y sus pensiones, más viviendas, más salud, en alianzas estratégicas de largo alcance para prever las calamidades de políticas de guerra imperiales contra los pueblos y contra Venezuela.
Es así como aprovechando la caída de los precios del petróleo, por bloqueos y por medios subterráneos se desarrolló una atroz guerra económica, en nuestro pueblo que por setenta años fue sometido a vivir de la importación y como consecuencia una alianza de fracciones recoge un descontento de una parte del pueblo que no pudo resistir por la caída de los precios del petróleo, la escasez de ingresos y de artículos de consumo. Esto hizo que esta coalición alcanzará una mayoría coyuntural en la Asamblea Nacional y creyeran que habían obtenido una ilimitada legitimidad, suficiente para crear un Estado paralelo contra la Constitución, contra las instituciones, contra el pueblo, porque se olvidaron de crear una estrategia de Estado, en lugar de volverse a embarcarse en una guerra equivocada.
Se olvidaron de que hay un pueblo firme, suficiente y consciente de saber qué es lo que sucede y qué es capaz de defender las conquistas logradas y de que la guerra económica será derrotada, toda esta realidad ha sido superada paso a paso en todos estos años a base de mucha paciencia y compromiso con el pueblo porque hay un programa porque sabemos tratar este tipo de guerra, la tratamos con la razón del derecho, con justicia, con la fuerza del pueblo y de las ideas, con la verdad, hasta el punto de que esta alianza fraccionada en la Asamblea Nacional de la MUD, ha desincorporado de hecho a unos ciudadanos porque no eran diputados, con lo cual deja en evidencia que se embarcaron otra vez en una guerra equivocada contra el Estado.
Toda esta reflexión tiene que ver con la enseñanza de Hugo Rafael Chávez Frías formador de una escuela de servidores públicos, comprometidos con la patria de Simón Bolívar, su ejemplo ha formado a millones de venezolanos y les ha dado la fortaleza de los hombres de Estado que ven las generaciones del futuro con la certeza de que jamás la Nación se perderá.
Así se comportan los servidores públicos, esta es la razón de porqué todos trabajamos con tanta pasión por más viviendas, más pensiones, Bases de Misiones Socialista, espacios de paz, universidades, transporte. Por eso Nicolás Maduro Moros como estadista soporta los embates de propios y extraños sin dejar de trabajar por Venezuela y nuestro General Rangel Gómez, incansable como Gobernador, trabaja por transformar a Guayana de forma palpable con visión de futuro y sembrando con humildad grandes obras para el pueblo.

* Delegado del PSUV

HUMOR GRÁFICO

Top